D.O. Costers del Segre

La D.O. Costers del Segre fue creada hace menos de veinte años, en el año 1988. Sin embargo, en este corto plazo, ha experimentado numerosos cambios con la incorporación de nuevas subzonas y el uso de nuevas variedades foráneas. La sabia mezcla de éstas con las uvas autóctonas da como resultado vinos con una marcada personalidad.

La zona

Los viñedos están situados en la provincia de Lleida y se encuentran divididos en seis pequeñas subzonas, que se extienden en forma de arco en las estribaciones de la Cordillera Prelitoral Catalana, al este de la ciudad de Lleida, donde se encuentran con la D.O. Conça de Barberá. Sin embargo, hay otras pequeñas subzonas al norte y al oeste de la capital de la provincia.

Las cuatro subzonas originales son: Artesa, al nordeste de Lleida; Valls de Ruicorb, al este; Garrigues, célebre por su aceite de oliva, y Raimat, separada del resto al oeste de la ciudad. Una década más tarde fueron agregadas dos subzonas adicionales: Pallars Jussá, junto a la ciudad de Tremp y Segrià, que se extiende al oeste de Lleida, rodeando completamente la subzona de Raimat.

La orografía es bastante suave y, aunque los viñedos se encuentran muy dispersos, la mayor parte se asienta sobre suelos pardo-calizos, con elevado nivel de caliza, escasa arcilla y pobres en materia orgánica. Las altitudes varían entre los 250 y los 700 metros.

Esta zona posee un sólido clima continental, influenciado por la proximidad de las montañas, pero con unas precipitaciones más bien escasas. El promedio anual se sitúa en los 450 mm, aunque sólo se llegan a alcanzar los 300 mm al oeste de Lleida. Hay amplias oscilaciones de temperatura en un mismo día. La temperatura media anual es de 14ºC a 15°C, pero las mínimas caen bajo cero en invierno y en verano se alcanzan los 35ºC. Sequía, granizadas y heladas primaverales perjudican ocasionalmente al viñedo.

Las uvas

Las variedades presentes en Costers del Segre incluyen tanto uvas autóctonas como foráneas, sumando un total de catorce principales y cuatro experimentales. Entre las primeras destacan las blancas Macabeo, Parellada, Riesling y Sauvignon Blanc; y las tintas Garnacha Tinta, Ull de Llebre, Trepat, Cabernet Sauvignon, Monastrell y Merlot, Pinot Noir y Syrah. Las uvas destinadas al Cava ocupan la mayoría de los viñedos del este.

Los vinos

Costers del Segre ha incrementado progresivamente la variedad de vinos que produce y en la actualidad su oferta incluye tintos, blancos, rosados, espumosos elaborados y Cava.

La mayor parte del los blancos y rosados son consumidos jóvenes, aunque también hay tintos Crianzas y algunos Reservas, gracias en gran medida a la reciente llegada de variedades como Pinot y Syrah.

Asimismo, existe un marcado contraste entre los diferentes estilos de elaboración: por una parte se encuentran los vinos procedentes de las nuevas bodegas, muy suaves y refinados; y por otro, los de las bodegas tradicionales, que se caracterizan por su mayor contenido alcohólico. Del mismo modo, los vinos blancos también pueden elaborarse siguiendo tanto las nuevas tendencias como las más clásicas.

Bodegas en la D.O.

Conozca las diferentes bodegas distribuidas por Bodegas Collado dentro de la denominación de origen.

Castell del Remei
Bodegas Collado