D.O. Sierras de Málaga

Málaga es conocida durante siglos por sus vinos dulces elaborados con uvas Moscatel y Pedro Ximénez, ha sabido mantener sus señas de identidad a pesar de la presión que durante las últimas décadas han sufrido los viñedos debido al turismo.

En la actualidad, y a pesar de dos décadas en las que no se ha experimentado un aumento de la zona de cultivo, la denominación está disfrutando de un leve renacimiento y sus vinos generosos están volviendo a ser descubiertos. Al mismo tiempo, las bodegas malagueñas, al igual que sucede con otras de Andalucía, se están adaptando a la nueva demanda del mercado, que pide un vino más ligero. Incluso para facilitar este cambio, se ha estableciendo una nueva D.O., Sierras de Málaga, que elabora vinos jóvenes, sobre todo tintos, en esta misma zona geográfica, que está regida por el mismo Consejo Regulador de la D.O. Málaga.

La zona

Los viñedos comienzan al nivel del mar y ascienden lentamente hacia el interior. Aunque existe una considerable área plantada de vides, sólo una pequeña proporción, unas 1.200 hectáreas, está clasificada para la producción de los vinos con D.O.

Los viñedos malagueños se encuentran divididos en cinco subzonas: La Zona Norte (entre Antequera y la frontera con Córdoba), La Axarquía (al este de la ciudad de Málaga, extendiéndose hacia el norte al límite con la provincia de Granada), La Costa Occidental (al oeste de Málaga y Marbella), Los Montes (alrededor de la ciudad de Málaga), Ronda (incorporada en el año 2000)

El suelo tiende a ser aluvial con superficies de carbonato, aunque cerca de la costa la composición varía: arcilla, cuarzo y mica son algunos de sus componentes.

El clima pasa de mediterráneo en la costa a continental con fuertes heladas conforme los viñedos se van adentrando en el interior.

Las uvas

Las variedades de uva preferentes en la D.O. Málaga son: Moscatel, plantada sobre todo a lo largo de la costa y, más concretamente, en la parte occidental; y Pedro Ximénez, conocida en la zona como “Pero Ximén”, y que ocupa principalmente los terrenos interiores. En la D.O. Sierras de Málaga, las variedades preferentes son, además de las mencionadas: Chardonnay, Macabeo y Sauvignon Blanc (para blancos) y Romé, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah y Tempranillo (en tintos).

Los vinos

La mayor parte de los vinos de la D.O. Málaga proceden de mezclas, normalmente de vinos de Solera y de vino añejo para conferirles su carácter final. El Consejo Regulador reconoce los siguientes tipos de vinos: Málaga Pálido, Málaga Abocado,  Málaga Semiseco, Málaga Dulce, Lágrima, Málaga Noble, Málaga Transañejo, Crema o Pajarete.

En cuanto a la D.O. Sierras de Málaga, según el Consejo Regulador produce dos tipos de vino: “Blancos, de color amarillo, pálidos de aroma varietal,  elegantes y nítidos, de sabor afrutado, frescos con tonos ácidos. Y tintos, con cuerpo, bien estructurados, en los que predominan los sabores y aromas minerales y del terruño”.

Bodegas en la D.O.

Conozca las diferentes bodegas distribuidas por Bodegas Collado dentro de la denominación de origen.

Bodegas Conrad
Bodegas Collado